sábado, 26 de diciembre de 2009

Ligros en 'Verde Teruel'

En diciembre de 2009 iniciamos un convenio de colaboración entre el G.A. Javalambre y Verde Teruel, por el que intentaremos incluir un artículo con alguna de nuestras excursiones en cada número de esta revista, un bonito escaparate de las posibilidades de turismo activo que ofrece la provincia. Verde Teruel se publica cuatrimestralmente, en diciembre, abril y agosto.
.

Para empezar con buen pie, elegimos los Montes Universales y el rodeno con ambiente nevado, concretamente la zona del barranco y masada de Ligros, en la cabecera del río Ebrón. Estas son algunas de las imágenes que aparecen en la revista. En cualquier caso, merece la pena leer el artículo completo con la calidad de impresión y maquetación habituales en Verde Teruel.
.


Descripción de la ruta (.pdf)

Track del recorrido
.

video

Para el próximo número, está previsto preparar algo sobre Peñagolosa, en las tierras limítrofes del Maestrazgo de Castellón. Pero eso será ya para abril, cuando llegue la primavera...

lunes, 16 de noviembre de 2009

Tapou, tomas falsas

Antes de despedirnos del Pirineo por una temporada, todavía nos quedaba en el tintero esta excursión del puente de agosto, cuando una tropilla de diez emprendimos una minitravesía circular de dos días para ascender al Grand Tapou (3.150 m) y a su vecino el Pic du Milieu (3.130 m).

Situado en el macizo del Vignemale -aunque un poco separado hacia el sur de sus cumbres más conocidas-, el Tapou es un tresmil fronterizo como otro cualquiera, al que nadie del grupo había subido antes. La necesaria pernocta intermedia en suelo francés, debido a su larga aproximación desde Bujaruelo, era un aliciente más en nuestro caso, con días libres y una previsión meteorológica tirando a buena.

Cargamos pues con las tiendas con la idea de plantarlas en el valle de la Canau cerca de la cabaña de Lourdes , refugio de pastores que podría venirnos bien en caso de mal tiempo. Los lagos de Montferrat, más altos y cercanos al Tapou, hubieran sido otra opción un poco más aventurera para el vivac. Finalmente, terminaríamos durmiendo en la cabaña, no tanto por el mal tiempo –el chaparrón nos había caído ya por la tarde- sino por las docenas de vacas que la rodeaban. Morir aplastado en mitad de la noche por una vaca sonámbula que quiere probar la lona de tu tienda es una de las pesadillas del excursionista. Una posibilidad remota, pero que no ayuda mucho a conciliar el sueño. la verdad...
  • Pic du Milieu (jornada de aproximación y subida hasta el Pic du Milieu al día siguiente).
  • Grand Tapou (recorrido por las puntas del Tapou y regreso hasta San Nicolás de Bujaruelo).

En los enlaces anteriores podéis ver los detalles del recorrido apoyados en imágenes, aprovechando el formato de las fotodescripciones de Pirineos3000. Para el trul nos hemos reservado estas pequeñas pinceladas con los preparativos de la excursión, diferentes sistemas de protección solar, las fluidas relaciones diplomáticas con las vacas del valle de la Canau o la siesta -demasiado cerca de algún peligroso pastel-... Qué dura es la vida del turista...






Hasta la próxima, desde la deshecha Aguja Inferior del Tapou…

.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Treserols

Cuenta la leyenda que hubo una vez tres doncellas, hijas del jefe de una tribu de pastores, que vivían felices en el mundo maravilloso de los valles del Alto Aragón, cobijados entre montañas. Las chicas daban calabazas a sus numerosos pretendientes porque no querían separarse nunca. Pero un día, mientras cuidaban el ganado, fueron atacadas por tres guerreros de una tribu rival con ánimo de seducirlas.

Como las leyendas de los viejos tiempos tienen versiones para todos los gustos, no está muy claro si las muchachas se resistieron tan valientemente que perdieron la vida o si, por el contrario, sucumbieron gustosas al deseo de los guerreros, que eran muy apuestos. Lo cierto es que, al día siguiente, toda su tribu las buscó sin hallar rastro alguno hasta llegar a los pastizales más altos, donde quedaron sobrecogidos ante la presencia de tres blancas cumbres brotadas esa misma noche del seno de la montaña.


Ya fuera como premio a su virtud o como castigo por su desenfreno -dependiendo de la versión-, las bellas pastoras habían quedado convertidas para siempre en tres inseparables montañas de mármol cubiertas de nieve, un símbolo de pureza sin igual. Las tres cimas serían llamadas desde entonces Las Tres Sorores o As Treserols, que significa Las Tres Hermanas.

La más alta, que es la del centro, se esconde con insistencia a la vista desde los profundos valles franceses, por lo que sería llamada por nuestros vecinos Mont Perdu o Monte Perdido. En realidad aparece desde cualquier sitio en cuanto se asciende un poco y, en los días claros, es visible desde medio Aragón. No en vano, sus 3.355 metros la acreditan como la tercera cumbre de todo el Pirineo y la montaña calcárea más alta de Europa. Su cara norte se considera el escenario más grandioso de toda la cordillera, al que sin duda contribuyen el Cilindro de Marboré y el pico de Añisclo, que se encuentran a su lado.



El pasado mes de agosto completamos una travesía de cuatro días por el Parque Nacional de Ordesa, que tenía entre sus objetivos la ascensión a estas cumbres legendarias, evitando además en lo posible las rutas más concurridas. Bastantes miles de metros de desnivel y 61 kilómetros de recorrido total, entre el barranco de Carriata y la ermita de San Urbez, dan para mucho. Pero ya nos hemos aclarado un poco con los cientos de fotos e impresiones de este bonito recorrido por los términos municipales de Torla y Fanlo, el inmemorial reino de las Tres Hermanas.



Picando sobre sus imágenes, podéis encontrar más detalles...

MONTE PERDIDO

CILINDRO DE MARBORÉ

PICO DE AÑISCLO

viernes, 24 de julio de 2009

Vignemale, un paseo por la montaña jorobada

Aún sin ser el más alto, el macizo de Vignemale es uno de los grandes del Pirineo por su lejanía y su elevación, y por una combinación de glaciares y precipicios con magnetismo casi alpino, que sigue atrayendo por igual a viajeros, exploradores y escaladores en roca o hielo desde la época del romanticismo.

El más célebre de ellos fue el excéntrico conde franco-irlandés Henry Patrick Marie Russell-Killough (1834-1909), considerado como padre del pireneísmo, que llegó a pensar en instalar definitivamente su residencia allí, por lo que mandó excavar varias cuevas en la roca.

Situado en la cabecera del valle del Ara, entre las comarcas de Hautes Pirynées en Francia y la aragonesa de Sobrarbe, se trata del mayor de los macizos fronterizos y de todo el Pirineo francés.
.

En la actualidad numerosos excursionistas llegan a sus laderas tras una aproximación que resulta larga por cualquier vertiente, sobre todo con la intención de ascender su cumbre principal, el Gran Vignemale o Pique Longue (3298 m). Bastantes de ellos tratan también de recorrer las cumbres menores que lo rodean, formando en conjunto una especie de corona en forma de herradura abierta hacia el este (o de letra 'C', de 1 Km. de diámetro), que contiene el glaciar de Ossoue. Las paredes exteriores de esta C caen en vertical sobre los valles adyacentes con desniveles de casi 1500 metros.
.
Su tradicional nombre aragonés de Comachibosa -'montaña jorobada'- hace referencia al aspecto ondulante de la cresta del Vignemale junto con los picos secundarios que lo rodean. Hace poco estuvimos de nuevo por allí con la idea de recorrer cerca del filo varios de esos 'primos menores'. En la web dedicada a los tresmiles pirenaicos 'pirineos3000' hemos colgado la descripción de la ruta, en forma de 'foto-ascensión' dividida en cuatro partes con el fin de poder incluir más imágenes. Por si os queréis dar una vuelta por las almenas del colosal castillo de Russell, estos son los enlaces:



Día 1: Ascensión al Petit Vignemale


.


Día 2. Primera Parte: Del refugio de Baysellance a la Punta Chausenque y Pitón Carré



.


Día 2. Segunda Parte: Por el pico de Cerbillona y el pico Central



.




Día 2. Tercera y última Parte: Cresta dede el pico Central al Montferrat y descenso al valle de Ossoue

martes, 30 de junio de 2009

Punta del Sabre, cascada de Sorrosal y Casa Turmo

Tres buenos motivos para visitar de nuevo el Sobrarbe. Estas son algunas imágenes elegidas del fin de semana: la ascensión al Bachimala por la cresta de la Punta del Sabre y la vía ferrata de la cascada de Sorrosal (lo mejor de ella se esconde por cierto por encima de la cascada). Podéis ver los reportajes completos en:
.
.

............................................................................


Gracias como siempre al personal del Turmo en Labuerda, por sus enormes raciones de comida y de buen trato. A este paso van a impedir año tras año que vayamos a Benasque...
.